martes, 5 de agosto de 2008

Nada cambia en la plaza de mi pueblo



En la plaza de mi pueblo



dijo el jornalero al amo



"Nuestros hijos nacerán



con el puño levantado".



Esta tierra que no es mía



esta tierra que es del amo



la riego con mi sudor



la trabajo con mis manos.



Pero dime, compañero,



si estas tierras son del amo



¿por qué nunca lo hemos visto


trabajando en el arado?



Con mi arado abro los surcos



con mi arado escribo yo



páginas sobre la tierra



de miseria y de sudor




Canción de la guerra civil
Sacada del Blog del naveganterojo
Composición: Franki

4 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Caray ! Que letra más bonita y emocionante, lo dice todo, desconozco la canción pero ha de ser bellísima como su letra.

Lydia dijo...

Muy bonitas y sensatas palabras. Me ha gustado mucho esta entrada y muchas veces no sabemos nada sobre las guerras, solo vemos muertos y vencedores. Pero nos olvidamos que hay guerras porque hay injusticia. Y porque hay hombres y mujeres que luchan para más justicia.

Un beso, espero que paseis un buen verano.

claudia dijo...

si, franki, eso mismo pienso yo, cuando me preguntan si tengo esperanzas sobre esta tierra, sobre el mundo, y no, qué triste tener que decir que no, que creo que a como vamos, vamos cada vez peor, que siempre existió buena gente, y de la otra
y siempre va a ser asi

sólo nos queda elegir bien de que bando vamos a estar nosotros, y enseñarlo a nuestros hijos, quizá asi, podamos sobrevivir, de alguna manera

demás está decirte que te mando un abrazo fuerte que te romperé las costillas :)
besos besos
claudia

la musica es bella
las palabras....sin palabras saludo al equipo!

Lydia dijo...

Vuelvo a repetir: hay personas que no reflexionan, que viven sin pensar, que aceptan sin quejarse y que se quedan immnues ante las luchas de los demas. Pero no saben que los otros luchan por ellos y por nosotros. Que facil es pensar que lo que ocurre no nos toca. Yo quisiera decir que este poema y esta música tan bonita me hacen sentir humana, habitante de esta tierra que es mi madre. Con sus escabrosas injusticias y sus desafíos y sus milagros.

Un beso,